Salinas de Janubio, Lanzarote

VISITA SALINAS DE JANUBIO

Janubio, situado al suroeste de Lanzarote alberga uno de los grandes tesoros de la isla, sus SALINAS.

En 1730 se abrió la tierra de Chimanfaya las cuales durante 6 años no pararon de expulsar lava. Este proceso volcánico fue el que formó el actual lago de Janubio gracias a un dique natural y dejando el resto del trabajo a cargo de los hombres y mujeres de la isla.

En 1895, más de 15 años después de las erupciones de Timanfaya, un soñador llamado Vicente Lleó Benlliure comenzó las construcción de lo que fue, es y será una de las mayores obras arquitectónicas de Lanzarote, las Salinas de Janubio. El ingenio de los conejeros y conejeras y la necesidad de adaptarse a las condiciones climáticas de la isla hicieron que desarrollaran y construyeran estas salinas de barro con forro de piedra, originarias de Lanzarote y exportadas al resto del archipiélago.

Salinas de Janubio

Janubio se convirtió en la salina más grande de Canarias y con mayor producción. Lleva más de un siglo siendo fiel a sus orígenes, luchando contra viento y marea, donde toda extracción de sal es artesanal y manual. Actualmente, es la única salina en funcionamiento de Lanzarote y una de las cinco que quedan en Canarias.

Cuatro generaciones después, esta empresa familiar abre sus puertas a los visitantes y residentes de la isla con un enfoque de respeto hacia su tradición, trabajo y entorno.

Por eso te animamos a adentrarte y conocer de primera mano la historia de Janubio, su pasado su presente y su futuro; probar el sabor de nuestra mar secada sobre nuestras tierras volcánicas y convertirte durante un momento en un salinero/a artesal, además de disfrutar de un entorno natural y paisajísitico único en nuestra Reserva de la Biosfera.

Reservar una visita (12€/Entrada)