FLOR DE SAL

 

En el año 2012, conscientes de la evolución del mercado de los productos de la sal, la empresa Salinas de Janubio S.L. comienza la elaboración de una línea de productos de alta calidad destinados al sector gastronómico.

Nuevo producto: Flor de Sal. Sal cuidadosamente recolectada
Producto de alta calidad gastronómica. Envase de 200 gramos

Bajo estas premisas se inicia la elaboración de "Flor de Sal de Janubio" un producto altamente demandado, y que supone para nosotros un punto de inflexión en nuestra política comercial.
Este tipo de sal se cosecha recogiendo la primera capa de la superficie de la salmuera de los "tajos" de la salinas. Además de un sabor característico muy apreciado en la alta cocina, tiene una proporción mayor de yodo.
La Flor de Sal elaborada por Salinas de Janubio está disponible para su venta en envases de 200 grs.
¿QUÉ ES LA FLOR DE SAL?
La flor de sal es una forma de sal pura, recolectada según técnicas muy tradicionales, cuyo origen es marino. Se produce a la caída del sol, por contraste térmico, debido al enfriamiento de la salmuera que reduce su solubilidad y propicia la precipitación (cristalización) masiva de pequeños cristales de sal que, debido a la densidad de la salmuera, quedan en superficie formando una especie de tela. Este fenómeno es especialmente acusado en las salinas en climas semi-desérticos.
La Flor de Sal se recoge manualmente y no pasa por ningún proceso industrial. Se mantiene en recipientes durante un año dejando que el sol y el viento la seque para dar un producto puro, sin aditivos ni transformación y de producción muy limitada. Se la considera la reina de las sales por su textura fina y crujiente. Son cristales de sal, se pueden distinguir al observarlos atentamente.
Recogerla es complicado porque el proceso de cristalización se produce en la superficie del agua al amanecer. La recolección se lleva a cabo sólo los días que no sopla el viento para evitar que el grano de sal se vaya al fondo y se hace manualmente con una pala. Tiene un sabor inconfundible y una propiedad única como sal: por mucho tiempo que pase no se apelmaza y se mantiene con sus propiedades intactas.
La flor de sal se produce en la superficie de los cristalizadores de las salinas tradicionales marítimas. Este tipo de sal se recoge rápidamente tras su cristalización para que el cristal formado sea inferior a 3 milímetros. Este cristal es secado al sol y al viento y limpio se envasa directamente sin tratamiento adicional alguno:

- Color blanco puro.
- Sabor menos salado que la sal común de cualquier tipo.
- No se apelmaza.
- Es suave al paladar y se disuelve con facilidad al sazonar los distintos alimentos.
- Sin olor.

"En la costa más abrupta y salvaje de la isla de Lanzarote, batida por las fuertes olas del suroeste, se obtienen las finas láminas de Flor de Sal de Janubio, siguiendo métodos artesanales centenarios.
La naturaleza agreste de este auténtico Jardín de la Sal, al pie de los volcanes de Timanfaya, dota a este producto de un profundo y evocador sabor marino que añade un exquisito aroma atlántico a la cocina más selecta.”